k

k

viernes, 26 de junio de 2015

¿La (nueva) Liga de los Justos?

 En el Manifiesto Comunista (Karl Marx) se explica qué es la Liga de los Justos: "...Era una organización obrera secreta. Se intentaba que las autoridades no supieran ni siquiera de su existencia, aunque la policía de varios países, ya la había detectado. Marx y Engels convencieron a los afiliadosde la Liga para que la transformaran en una asociación abierta de masas. Por eso ya no se ocultan, y editan este Manifiesto, exponiendo sus ideas...".
¿Cierta semejanza con lo que ocurrió el 15-M?, aunque el concepto de "obrero" en éstos tiempos es muy diferente al que se refería Marx. Millones de españoles hastiados con el sistema político se remueven en sus asientos y, tras multitud de manifestaciones públicas, surgen los nuevos partidos con una serie de líderes sin complejos, valientes y muy preparados. Se lanzan al ruedo y ya están disputando el poder a los partidos clásicos, pero ¿Son los líderes de los partidos emergentes la nueva "Liga de los Justos"?.  Por ahora lo que veo es que son muy simpáticos, elocuentes...pero tienen una retórica manida, incoherente y altas dósis de egocentrismo y chulería. Y algo muy importante, el enemigo a derrotar no es el "compañero" de ideología, el verdadero enemigo en éstos momentos es el Partido Popular. 

miércoles, 17 de junio de 2015

Dualidad

 
                                                  Resultado de imagen de centralidad
 
 
Como cantó aquel: "...del Cabo de Gata al de Finisterre...", yo añadiría: de Figueres a Ayamonte, todo el país está de "estreno" político, pero no sé cómo se las apañan en los medios de comunicación para hacer que sólo exista Madrid o Barcelona. La eterna dualidad no se traslada sólo a los partidos de culés y madridistas, como en épocas pasadas y que mejor nos iría si las vamos olvidando para siempre, también está presente en la vida política nacional. Las elecciones municipales han dejado un panorama variopinto y multicolor, ¡Bienvenido sea!, pero me hartan los diarios digitales, las tertulias radiofónicas o televisivas en las que sólo se habla de Ada/Carmena, Carmena/Ada. Las admiro, les doy mi más sincera enhorabuena y les deseo lo mejor para ellas por el bien de madrileños y barceloneses, pero...¡el resto de España existe!. Tiempo habrá de seguir desbrozando la política en clave nacional tras las elecciones generales, ahora toca que los políticos municipales se dediquen a trabajar sin tanto ruido o protagonismo mediático.

lunes, 8 de junio de 2015

Democracia vieja. Nuevas Democracias

La democracia se ha transformado en un ente o palabra vacía que nos lleva al conformismo o pasividad de los individuos. Nos conformamos con acudir a las urnas una vez cada cuatro años,  y con dejar que los que nos representan decidan qué es lo que nos interesa, aunque esté totalmente alejado de la realidad social. No hay más que ver cómo se hacen las políticas económicas, ¿Somos los electores los destinatarios reales de tales políticas? ¿Nos sentimos representados de forma real y efectiva o hay una minoría beneficiaria? Esa minoría es la que representan determinados sectores que ostentan un poder, que nadie les ha otorgado, me refiero a los que todos sabemos: "mercados", bancos, multinacionales, grandes empresarios. Los votantes (Sociedad civil) debemos de volver a retomar nuestras potestades, no conformarnos y hacer ver a los políticos que deben legislar por y para nosotros, más allá de pactos, trueques y cambalaches de votos, escaños, sillones. Llevamos casi toda la legislatura de Rajoy en permanente campaña electoral y, ésta, no acabará hasta que se convoquen las próximas elecciones generales. Lo que muchos pensamos al respecto de la, tan cacareada, "democracia" es que no es más que una pantomima auspiciada por los citados más arriba para hacernos creer que vivimos en el mejor de los "mundos" libres. Nada más lejos de la realidad, la negativa y la falta de acuerdo al respecto de la urgente y necesaria reforma de la Ley Orgánica de Régimen Electoral General, demuestra que cualquier ciudadano español puede sentirse excluido del sistema y ello motivado porque mi voto no vale lo mismo que el de un señor de Cuenca o de Lérida.     
Leyendo "Tratado de ateología", de Michael Onfray, me encuentro con éstas palabras al hilo de la "Democracia": "...La democracia vive de movimientos, cambios, disposiciones contractuales, tiempos fluidos, dinámicas permanentes y juegos dialécticos. Se crea a sí misma, se anima, se cambia, se metamorfosea y se construye frente a una voluntad que surge de fuerzas vivas. Recurre al uso de la razón, al diálogo de las partes...".
Vaya, pues no está mal, el filósofo francés pone el dedo en las yagas que afectan a nuestro actual estado, tras los últimos años de dictados de los dominadores mundiales (Vid. lo aconsejado por el FMI para España). Los movimientos ciudadanos, el dialogo, los pactos, los cambios, etc., son la base de una democracia sana, que no perfecta. En ello estamos y nuestros Representantes van tomando nota, muy despacio, pero algo se puede vislumbrar tras la maraña de las "mayorías" casi finiquitadas tras las elecciones Municipales y Autonómicas.