k

k

martes, 21 de abril de 2015

Caida libre

 


 
 
Como Don Draper nos sentimos miles, millones de ciudadanos, en caída libre, sin saber si abajo habrá algo que amortigüe lo que parece inevitable. Me gustaría pensar en que hay salida y que no somos tan imbéciles como para acabar con nuestra masa encefálica desparramada por el asfalto. El "gatopardismo" instalado en nuestra sociedad es el máximo hándicap que hemos de superar, aunque opino que es necesario que todo sea diferente para que algo cambie (Ya, ya sé que no es así, pero qué bonito es soñar).

7 comentarios:

  1. Inma de mis amores.
    Ni tú ni yo...,
    vamos a cambiar el mundo.
    -
    Y el mundo no se detiene ni un momento,
    la noche sabe que no eres mía
    y ese día siempre será.
    -
    Por esta noche no quiero sentir así,
    quisiera amarte pero no te tengo aquí
    y es mi ilusión que aun te espera como siempre.
    -
    Gira, el mundo gira
    en las calles, en la gente
    corazones que se encuentran
    corazones que se pierden,
    alegrías y dolores de la gente como yo.
    -
    Un beso y otro más.

    ResponderEliminar
  2. Ciertamente la situación tiene que cambiar....

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. El MAL de este país viene de muy lejos y es muy profundo , pero el cambio SI es posible , el cambio esta en nuestras manos , pero el cambio tiene que ser fuerte , verdadero , radical , sino es así será otro fracaso como lo fue la tan " alabada " Transición . Cuando no sabes que camino tomar , piensa en el que NO puedes tomar y toma el otro .Los caminos que NO podemos tomar otra vez están mas que claros , por lo tanto .......

    ResponderEliminar
  4. Mi querida granaína: no quiero ser positiva ni negativa (bastante tengo con mis chutes) pero la situación de España tiene que cambiar de una vez..o no sé hacia dónde iremos..un besito

    ResponderEliminar
  5. Es necesario soñar cuando la crisis va más allá del problema financiero, cuando el reto es desmantelar la clase política corrupta, aun desafiando al sistema y su represión, a contrapelo de los órganos de prensa y la renuencia de una masa que se debate entre la duda y la ignorancia largo tiempo alimentada.

    Saludos, Inma.

    ResponderEliminar
  6. Sin una reforma de la ley que suprima el sistema proporcional de listas , cerradas o abiertas , da lo mismo y que introduzca el principio representativo del elector con el sistema uninominal de mayoría absoluta en pequeños distritos electorales , será imposible la renovación de la clase política , este o no corrompida . Y sin una reforma de la Constitución que suprima la forma parlamentaria de Gobierno y que introduzca el principio divisorio del poder , con el sistema presidencialista , será imposible que el poder legislativo pueda controlar y evitar la corrupción del poder ejecutivo del Estado

    ResponderEliminar
  7. Seguiremos soñando mientras nos enfrentamos a que nada está cambiando (para mejor).

    El mundo cambia, por supuesto, pero la injusticia permanece gracias al empeño de quienes lo manejan.

    Gracias y saludos.

    ResponderEliminar