k

k

martes, 21 de abril de 2015

Caida libre

 


 
 
Como Don Draper nos sentimos miles, millones de ciudadanos, en caída libre, sin saber si abajo habrá algo que amortigüe lo que parece inevitable. Me gustaría pensar en que hay salida y que no somos tan imbéciles como para acabar con nuestra masa encefálica desparramada por el asfalto. El "gatopardismo" instalado en nuestra sociedad es el máximo hándicap que hemos de superar, aunque opino que es necesario que todo sea diferente para que algo cambie (Ya, ya sé que no es así, pero qué bonito es soñar).

jueves, 16 de abril de 2015

La derecha de toda la vida



El señor Rodrigo Rato es un fiel reflejo de la derecha española; la misma que, desde tiempos inmemoriales, ha campado por territorio patrio, ese que tanto defienden de ataques federalistas o republicanos. Justo al salir  de mi colegio electoral, el día de las elecciones andaluzas, escuchaba a dos señoras octogenarias que se decían la una a la otra: "...si, todos roban, pero es mejor que roben los de derechas, porque ellos ya tenían dinero antes de llegar al poder, por eso yo les voto...". Evidentemente son palabras cargadas de fanatismo ideológico y de incultura política, pero se podrían disculpar atendiendo a la edad de las señoras, lo que no tiene lógica es que millones de ciudadanos "ilustrados" opinen casi de igual manera . La derecha española parece tener patente de corso para forrarse vía fondo públicos (Vid. lo que afirmaba aquel señor llamado Zaplana). 
Por muchos es sabido que la saga de los RATO tiene una trayectoria, judicialmente hablando, digna del mejor culebrón: padre imputado y encarcelado por evasión fiscal; hermano imputado por igual delito y el ex-Ministro imputado por la gestión de Bankia, "dimitido" del FMI por motivos poco claros, y por último la bomba informativa: el que fuera Ministro y Vicepresidente del Gobierno, presuntamente, ha evadido capitales y se ha acogido a la amnistía fiscal para blanquear dinero, medida que él mismo criticaba hace años. ¡La de lecciones de ética o de moral que nos han dado los distintos Ministros de Economía de la derecha! No hay más que ir a las hemerotecas para darse de bruces con la realidad que los votantes del PP no quieren ver con respecto a la hipocresía y las grandes mentiras contadas por aquellos. Yo me pregunto ¿Cómo es que ahora han descubierto que Rato ha cometido las presuntas irregularidades? ¿Acaso se va a convertir en la cabeza de turco del PP ante la inminencia de citas electorales? ¿Cuándo Montoro acusaba a Monedero, no conocía las tropelías de Rato?...
¿Los ratos, los Bárcenas, las aguirres, los montoros, las cospedales son los referentes de la mejor elite política conservadora? ¿Y Rajoy qué dice de esto? ¿Es Rato una de esas personas humanas normales y decentes a las que se refiere el señor Presidente Rajoy en sus alocuciones?
Hoy, a ésta misma hora, hay uno que se está frotando las manos: Albert Rivera, líder del partido que acogerá a millones de votantes del PP ¡¡¡Tiempo al tiempo!!!
Yo no sé ustedes, pero yo no quiero ser una persona humana normal tipo-Rajoy, yo prefiero tener mil defectos, aunque ninguno relacionado con el robo, la estafa, la malversación, el fraude fiscal, la evasión de capitales, etc. (Y digo esto sin la coletilla de "presunción de inocencia").

domingo, 12 de abril de 2015

Esos dioses misericordiosos

 
 
"...Reza a tu dios a ver si te libra de las garras de la parca...". Con éstas palabras quiso descargar parte de las emociones negativas y la frustración ante lo que parecía el final. En un momento de lucidez se revolvió y contestó: "...Déjame, no estoy para rezos...".
 
<...La sabiduría vale más que las piedras preciosas...> Job, 28:18
 


Estoy meditando sobre la religión, las creencias, la beatería, tras los acontecimientos de los últimos días. La influencia, la mayor de la veces, de la religión han marcado la vida de millones de sujetos. A mayor ignorancia o menor cultura mayor es el fanatismo, aunque en los últimos tiempos hay una gran corriente de individuos sobradamente preparados que migran hacia lugares no tan remotos para luchar en defensa de una religión que en nada se parece a la que, inicialmente, predicó el profeta.
La Filosofía y los filósofos de todos los tiempos han estudiado, analizado, justificado o seguido cualquier corriente religiosa con la finalidad de explicarse o explicarnos preguntas irresolubles sobre nuestra existencia. Desde Platón hasta Descartes; desde San Agustín a Spinoza, todos se preguntaron por la existencia de un "dios" creador, salvador, sanador, redentor,...ninguno halló respuestas, y si lo hicieron, para mí no son en lo más mínimo satisfactorias.