k

k

lunes, 22 de septiembre de 2014

Tutelas, tutelajes y tutelados.

El artículo de Pedro Sánchez en EL PAÍS (de hoy lunes) me llama la atención por esto: hace una especie de decálogo de buenas intenciones, como una presentación en sociedad, aprovechando que el Pisuerga pasa por Cataluña, ante sus electores y los que no lo serán nunca. Pide la reforma constitucional y explica los motivos por los que el PSOE apuesta por la "tercera vía", pero es curioso que, tras ahondar en las diferencias entre Rajoy/Mas, pasa a darnos unas pautas que parecieran de buena conducta, lo que más sobresale por la manipulación del lenguaje que implica es el siguiente párrafo:
"...Y necesitamos actualizar el catálogo de derechos y libertades de los ciudadanos: para reconocer las nuevas formas de familia, suprimir definitivamente la pena de muerte, hacer de la protección de la salud un derecho real y efectivo, tutelar en serio el derecho al trabajo y a la vivienda, garantizar el compromiso efectivo de los poderes públicos con las políticas sociales que cristalizan el Estado de bienestar. Esta es la reforma de la Constitución en la que los socialistas pensamos...".
 
¿Tutelar "en serio" el derecho al trabajo y a la vivienda?, ¿Qué significa ésta afirmación?. ¿El derecho al trabajo y el derecho a una vivienda digna van a pasar a ser Derechos Fundamentales?. Para mí es lo que se podría entender tras la lectura de sus palabras, pero lo de "en serio" ¿En serio cree el señor Sánchez qué lo harán en los próximos meses...?. Lo dudo mucho ya que no cabe en ningún Ordenamiento Jurídico que el Estado deba garantizar por ley que todos los ciudadanos tengan un puesto de trabajo ni un hogar donde vivir, así que desde mi modesto punto de vista, señor Sánchez (Secretario General del PSOE), le han quedado muy bien sus buenas intenciones, pero ya sabe: ...el movimiento se demuestra andando...o legislando real y efectivamente.
 
 
 

domingo, 14 de septiembre de 2014

Breve.

 
 
En tres horas se terminó el último de Paul Auster, en el e-book, lo dejó y se fue a la estantería donde guardaba los ejemplares más antiguos para embriagarse con el olor a libro viejo...

miércoles, 10 de septiembre de 2014

El muerto al hoyo y Botín a los cielos

 
 
 
¿Por qué no le velamos en el Congreso de los Diputados?, ha sido el super-hombre más importante durante más de treinta años, sin tener en cuenta el rancio abolengo que le vino dado por su padre, abuelo, hermanos y demás familiares que dedicaron su vida al gran servicio público que es la...¡¡¡Banca!!!. No se casó con nadie, pero era novio de todos. Buen marchamo el de este hombre campechano que hablaba inglés como la señora futura ex-alcaldesa de los madriles. Me sorprende la cantidad de titulares, artículos, y tribunas que le han dedicado durante todo el día, ahora mismo leo hasta quince en la Portada de EL PAÍS (Curioso, ninguno es crítico, todos loan al señor Botín). Yo, desde aquí, pido que le beatifiquen. ¿Acaso no se lo merecía?, pero si hasta tiene una doctrina, "la Doctrina Botín". Por cierto, que la saga continúa, esto es como La Guerra de las Galaxias, pero en lugar de espadas laser vemos los índices de cotización del banco en los paneles de las Bolsas.

martes, 2 de septiembre de 2014

Las bicicletas son para...¡¡¡Otros!!!

 
 
 
 
 



La otra tarde re-visioné la gran película de Vittorio De Sica "Ladrón de bicicletas". Su final es moralizante y desmoralizante a partes casi iguales. El protagonista sufre el robo de su bicicleta, hecho que le causa un grave perjuicio y, tras un gran periplo por toda la ciudad, decide robar una bicicleta que observa abandonada. No sé por qué he relacionado ésta película con lo que leo en El País al respecto del tema del verano, otoño, invierno,...y hasta que la justicia decida (Pujol y su prole):
“...Si creía que pedir perdón público con un comunicado suponía borrón y cuenta nueva se equivoca”; “llegaremos hasta el final en todos los frentes para que nada ni nadie quede impune” y “no se puede descartar que se hayan cometido uno o varios delitos”, ha asegurado con énfasis.
Montoro se ha extendido sobre la obligación de ejemplaridad de los políticos: “Si tenemos la responsabilidad de gobernar, de hacer las leyes y somos los que aprobamos los impuestos, es ineludible la obligación de comportamiento ejemplar y transparente y también cuando dejamos de ocuparlos...”. (El Ministro Montoro, dixit).

 
...Y se piensan los "presuntos" ladrones que todos somos de su condición. Resulta que la mayoría de políticos que gobiernan o han gobernado (PP/PSOE, ect) andan dándose golpes de pecho por el caso del "presunto" blanqueo de capitales y demás "presuntos" delitos cometidos por el Molt ex-Honorable. Que le pregunten al desmemoriado forzado (Pascual Maragall) por aquello del 3%. ¡Cuándo el río suena!, ¿Verdad?.
 
Como decía Jacques Benigne Bassuet: "...La política es un acto de equilibrio entre la gente que quiere entrar y aquellos que no quieren salir...". Pues eso,...