k

k

sábado, 19 de enero de 2013

¡Gobierno, dimisión!

Ayer estuve viendo la película LINCOLN, excelente retrato de una etapa de la historia americana que llevó a que millones de personas fuesen tratadas con seres humanos y no como animales. La cinta comienza con demasiados datos históricos, nombres, situaciones, que sólo son para gente muy instruida en ese periodo de la historia; a medida que avanza vas introduciéndote de lleno en el contexto y el mensaje: La igualdad de los hombres, y el empeño de un Presidente por que ello fuese posible; podemos estar más o menos  de acuerdo < (Yo no lo estoy, porque se usó la corrupción y compra la de voluntades para conseguir la aprobación) > en los métodos empleados para conseguir que la 13ª Enmienda de la Constitución saliese adelante. Es significativa la frase que pronuncia Tommy Lee Jones, que interpreta a Thaddeus Stevens (abolicionista radical): "como la causa más justa que se ganó impulsando la corrupción política y con el consentimiento del hombre más puro que he conocido". Con éstas palabras vino a decir algo así como la maquiavélica "El fin justifica los medios". Bien está lo que bien acaba. Si en su día Lincoln no hubiese aprobado la Enmienda constitucional podría ser que Obama hoy no estuviese en la Casa Blanca.
 
Y digo todo lo anterior porque Rajoy no es Lincoln y me da la impresión de que hay muchos ciudadanos/votantes que hacen un juego sucio y justifican los medios de los políticos que nos gobiernan y ahora no nos jugamos la igualdad de los hombres (negros/blancos), no, ahora estamos luchando por temas como la libertad, la dignidad, la democracia real, la expulsión de la vida pública de los corruptos,...problemas, que son, por otra parte de crucial importancia para que el país no vaya al caos. La opacidad es marchamo de los partidos políticos (del signo que sean, por si las suspicacias) y, mientras esto siga siendo así, no vamos a erradicar la corrupción. Hay que ser más exigentes y hacerles ver que el "...y tú más..." ya no nos vale, no es justificación para que el "otro" sea más corrupto, si cabe,...Los jueces tienen, ahora, más responsabilidad que nunca, sin su labor independiente y responsable y con el único lema del sometimiento a la Ley no habrá justicia para con la sociedad.

3 comentarios:

  1. La manipulación de las tarifas eléctricas y el precio del combustible en las gasolineras: Es Corrupción; el cobrar gastos de mantenimiento por tener dinero en una cuenta de ahorro: Es Corrupción; especular con el suelo para construir viviendas: Es Corrupción; manipular las noticias, o desinformar, o no informar con objetividad: Es Corrupción... Mentir para llegar al poder y no cumplir el programa electoral con el que se presentó a las urnas: Es Corrupción, además de ser inmoral y deshonesto. Subir los impuestos, recortar en servicios esenciales, y llenar las cajas fuertes de los bancos, estén donde estén, a costa del bolsillo de la clase trabajadora: Es Corrupción. Cada vez que como ciudadanos cerramos los ojos antes ésto, también es corrupción, y no soy un puritano, es que estoy HARTO.
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  2. Tengo que ir a ver Lincoln, y estoy de acuerdo en que Rajoy no da la talla...

    Saludos
    Mark de Zabaleta

    ResponderEliminar
  3. Es bien conocida la frase de Lord Acton sobre el poder ("El poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente".) Y nada hay más parecido a un régimen absolutista que una "democrática" mayoría absoluta. Habría que idear un sistema parlamentario que impidiera esa perversión, un nuevo Poder capaz de manter bajo estricto control no sólo al Ejecutivo sino al Legislativo. (Y enn paises como España al Judicial también.) Un cuarto poder (no me habléis de la Prensa como tal poder, por favor... me refiero a "algo" capaz de ser, y de mantenerse, totalmente independiente.)¿Alguien tiene alguna idea?
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar