k

k

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Bretón: ¿Manipulador o trastornado?



<...El trastorno disocial es un trastorno de la personalidad que destaca debido a la gran disparidad que el afectado presenta entre lo establecido por las normas sociales y su comportamiento generalizadamente contrario a las mismas. Los sujetos que lo padecen son los que más delinquen y, en consecuencia, lo que mayor alarma social producen. Suelen engañar y adolencen de empatía, son incapaces de ponerse en el lugar del otro y su comportamiento es antisocial. Presentan dos tipos de rasgos. El primero, referido al área emocional o interpersonal, que hacen que el sujeto se desentienda de su componente más básicamente humano, resultando egocéntrico, manipulador, mentiroso y cruel. El segundo, remite a un estilo de vida antisocial y agresivo, donde lo importante es sentir tensión y excitación, sin más horizonte que el actuar por el capricho o los arrebatos.
Se caracterizan por su desprecio a las normas establecidas y por su carencia de principios morales, sólo valoras a las demás personas en la medida en que puedan serles de alguna utilidad. Su falta de sentimiento de culpa se traduce en todo tipo de justificaciones para sus actos y se muestra como un incomprendido o víctima de la sociedad. Su carencia de frenos morales les lleva en determinadas ocasiones a cometer los más cruentos crímenes...>.
 
*Trastornos de la personalidad. Tratamiento científico y jurisprudencial. Ed. CESEJ. Madrid, 2006.
 
Cuando comience el juicio en el que se juzgue a Bretón el abogado defensor, como es su deber, tratará por todos los medios de argumentar que está trastornado psicológicamente, pero ¿Realmente lo está?. Los especialistas dudan mucho que sea así, se dice que ha actuado movido por la venganza hacia su ex-mujer, aunque podría ser calificado como un sociópata y su señoría, el Juez, dictaminar que es un sujeto inimputable o aplicarle alguna de las medidas establecidas en el Código Penal (vid. art. 20),  pero parece que no será así y se le acusará de asesinato con alevosía y el agravante de parentesto. 
¿Se han fijado en la mirada de Bretón? Fría, distante, amenazadora. Resultó curioso oír cómo se dirigía al juez en una de las primeras declaraciones que realizó. Intentaba hacer ver a Su Señoría que él era el que manejaba la comparecencia, incluso llegó a insinuar, subliminalmente, algo parecido a un "...que no te enteras, pareces imbécil y eso que eres juez...". Veremos cómo se desarrolla el proceso y qué tipo de condena le es impuesta.
 
 


3 comentarios:

  1. Manipulador y sin capacidad de empatía, no por antisocial, pues parece que tiene amigos y una buena relación (¿de dependencia?) con sus padres. Una persona inteligente y con complejo de inferioridad cuando se trata de relacionarse con mujeres.
    Los monstruos existen.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Estoy con Troya en que los monstruos existen...

    Saludos
    Mark de Zabaleta

    ResponderEliminar
  3. La madre de los pequeños asesinados, debe ser investigada y CONDENADA por INDUCTORA del delito. Ella conocía la personalidad de Bretón, ex-militar. Conocía el riesgo que corrían sus hijos y no le importó lo que pudiera pasar...

    ResponderEliminar