k

k

domingo, 2 de septiembre de 2012

Al sol del Km-0

 
 

 

 

 

 
 
Es inevitable pasear por las calles de Madrid y no encontrar un lugar de reunión o de manifestación, da igual sobre qué o por qué se manifiesten, estos ciudadanos hacen efectivo su derecho constitucional (que tanto molesta al señor ministro de Interior-Fernández Díaz), la cuestión primordial es que, aunque nos "moleste" (sobre todo a los sufridos madrileños), Madrid es la capital del reino y allí es donde, se supone, han de reivindicarse todos los problemas ya que el centro del poder (Ejecutivo, Legislativo y Judicial) residen allí (por obra y gracia de nuestra querida Constitución). La situación política no es nada halagüeña y el mes que se nos avecina puede ser bastante agitado. Las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado andan movilizadas, a las puertas del Congreso de los Diputados hay varios retenes de furgones llenos de policías a la expectativa de lo que pueda ocurrir. Las vallas que se amontonan por toda la carrera de San Jerónimo demuestran que a la menor intentona de manifestación se cerrará el acceso a los ciudadanos y no podrán expresar el descontento con las políticas llevadas a cabo por el gobierno Rajoy. Lo único que no nos pueden quitar es la capacidad para captar momentos que dejan ver a lo que me refiero.

3 comentarios:

  1. Primero, me gusta mucho la primera foto con ese Congreso como a punto de reventar por la inmundicia que hay en su interior. También me gusta el texto. Todo el conjunto es lo que tiene que ser: clarividente.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Excelente reportaje sobre ese kilómetro 0 en el que no saben empezar el camino!

    Saludos
    Mark de Zabaleta

    ResponderEliminar
  3. Dichas vallas simbolizan el abismo que se ha abierto entre la ciudadanía y sus supuestos representantes. Su sola presencia vale mucho más que mil telediarios.

    Un saludo.

    ResponderEliminar