k

k

lunes, 16 de enero de 2012

Fraga ha muerto ¿Y qué?.

¡Qué buena persona era!. Es la frase que todos oímos cuando vamos a un tanatorio, los familiares del finado reciben el pésame, más o menos sincero, de otros familiares o amigos. En los pueblos aún es normal que, tras la misa de funeral, los más allegados se ponga a la puerta de la iglesia y reciben las condolencias de todo el personal congregado. ¡Qué falsos!. Como media España me he desayunado con la noticia de la muerte de Fraga. La radio, la tele, las portadas de los diarios recogen la luctuosa noticia. Yo he seguido tomando mi tostada de aceite del güeno y he pensado en las 6.000 personas que mueren cada hora en el mundo, sin que nadie les dedique ni una sola palabra. También me he acordado de la famosa "Ley Fraga" (Ley de Prensa de 1966). La de periodistas que sufrieron las consecuencias del alto grado de "censura" de la famosa ley, pero eso es motivo para otro post. ¡Señores del PP, les acompaño en el sentimiento!.

3 comentarios:

  1. "Una pena", dice la prensa que ha dicho el Borbón ante el muerto que nombras en tu post, y sigo sin saber quién demonios es Fraga.

    ResponderEliminar
  2. Si podeis, ver la película "Llach, la revolta permanent" un documental sobre la trayectoria de Lluis llach y los sucesos, deberiamos de decir matanza, de Vitoria en 1976. Fraga queda bien retratado, en todo su esplendor.

    ResponderEliminar
  3. Como dijo Galbraith "Aunque todo lo demás falle, siempre podemos asegurarnos la inmortalidad cometiendo algún error espectacular"....

    Mark de Zabaleta

    ResponderEliminar